Por teléfono, vía web o mediante redes sociales, en Remica Atención al Cliente siempre respondemos a las consultas y reclamaciones que nos llegan a través de los diversos canales que ponemos a disposición de los usuarios para que contacten con nosotros.

 

¿Qué es una reclamación?

Según la Real Academia de la Lengua, una de las acepciones de reclamar es “pedir o exigir con derecho o con instancia algo”. Así pues, cuando una persona decide tramitar una reclamación ante otra, o ante una institución o comercio, lo que pretende es resolver un problema concreto.

 

Formas de tramitar una reclamación

En Remica, disponemos de varios canales para tramitar las quejas y reclamaciones de los usuarios. ¿Cuáles son los favoritos de los usuarios?

 

 Por teléfono

El teléfono de Remica (91 396 03 00) sigue siendo el medio favorito de la mayoría de usuarios para contactar con las compañías cuando tienen una consulta o problema de una cierta complejidad. En nuestra compañía comprendemos la importancia de que los clientes que están preocupados o que tratan de resolver un problema puedan ser atendidos por otra persona que les ayude a solventar su situación.

Por ello, hemos reestructurado nuestro conctact center para garantizar, en primer lugar, que ninguna llamada se queda sin responder y que, en segundo lugar, que cualquier operador puede responder a las consultas de los usuarios, sin necesidad de desviar la consulta a otra persona o departamento. Si la consulta no se puede resolver en el momento, se otorga un código de seguimiento y se garantiza que nuestro equipo trabaja en su resolución.

 

Remica atención al cliente vía web

La web de Remica, además de ofrecer información sobre la compañía, está preparada para atender las consultas de los clientes. Por ello, incluye un apartado específico por si los usuarios prefieren tramitar su reclamación o queja de manera online.

Accediendo al apartado http://www.remica.es/contacto/reclamacion-o-sugerencia solo tienen que ir rellenando los campos que se les solicita en el formulario y, de ese modo, su incidencia llegará a nuestro departamento Remica Atención al Cliente.

 

Por email

Aunque algunos teóricos especulaban con la posibilidad de que las redes sociales dejaran en cierta medida ‘obsoleto’ el correo electrónico, lo cierto es que a día de hoy el email sigue siendo uno de los canales que los usuarios utilizan para contactar con nosotros.

Los clientes nos escriben a remica@remica.es para consultas generales. Y también tienen a su disposición el email attcliente@remica.es si su consulta es más específica y tiene que ver con nuestro servicio de Atención al Cliente.

 

Por redes sociales

En los últimos cinco años se ha apreciado un crecimiento de las consultas y reclamaciones que los usuarios realizan a través de las redes sociales. La gran ventaja de estos canales es su inmediatez y que permiten contactar con las compañías directamente, sin intermediarios.

En el caso de Remica, la atención al cliente se realiza sobre todo a través de nuestros canales de Twitter y Facebook, que son los favoritos de los usuarios de social media para ponerse en contacto con nosotros.

 

Las reclamaciones siempre son atendidas

En cualquier caso, nuestros clientes y usuarios pueden tener las garantías de que siempre atendemos las reclamaciones que llegan a Remica Atención al Cliente.

Además, para garantizar que nuestro servicio de atención al cliente mejora día a día, realizamos controles de calidad de manera regular para preguntar a nuestros clientes por su experiencia e identificar puntos a mejorar. Si el usuario ha elegido el teléfono para contactar con nosotros, al final de la llamada puede cumplimentar una encuesta sobre la satisfacción con la atención recibida.

 

¿Cuáles son las reclamaciones más frecuentes en España?

Según un informe realizado por la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) a partir de las consultas y reclamaciones recibidas en sus oficinas en 2015, los departamentos de atención al cliente de las empresas de telecomunicaciones son los que más incidencias registran de consumidores.Los principales servicios que generan problemas son la telefonía fija y móvil, los accesos a internet y la televisión de pago.

El segundo sector que más reclamaciones acumula, según datos de la CECU, son los servicios bancarios y financieros, seguido por el sector eléctrico, la vivienda (compaventa y alquiler) y el transporte.

En total, las organizaciones miembro de CECU repartidas por el estado recibieron de los consumidores y usuarios en 2015 un total de casi 45.000 incidencias, de las cuales cerca de 39.000 son consultas y más de 5.500 reclamaciones.