La calidad del producto o unos precios atractivos pueden lanzar a una empresa al estrellato pero si falla en la forma de atender al cliente nada de lo anterior le permitirá mantenerse en lo más alto. Una atención al cliente de calidad siempre ha sido, o por lo menos debería ser, una de las máximas preocupaciones de una compañía.

Atender (bien) al cliente es clave para lograr establecer vínculos con los usuarios y contar con su confianza. Actualmente, los consumidores son mucho más exigentes y requieren una respuesta eficaz a sus consultas por lo que las empresas tratan de adaptarse a este nuevo entorno digital. ¿Cuál es el motivo de este cambio?

Internet: un cambio en la forma de atender al cliente

Veintidós millones de españoles de entre 16 y 65 años son internautas, según recoge el Estudio Anual Redes Sociales 2017 realizado por IAB. Y es que internet es uno de los pilares de comunicación en la sociedad actual. Las empresas son conscientes de esto y, por eso, la gran mayoría cuenta con una página web donde quedan expuestas todas las vías de las que dispone el cliente para ser atendido.

El email supuso en su momento un gran cambio en la manera que tenían las empresas de atender al cliente ya que a través de este medio se pueden enviar mensajes y proporcionar documentación y archivos al momento. Con esta herramienta las empresas ganaron en inmediatez y se aceleraron algunos procesos.

Las respuestas inmediatas y personalizadas aumentan la confianza de los usuarios en las marcas o empresas, por eso otro de los servicios a la hora de atender al cliente que empiezan a incorporar algunas compañías es un chat online alojado en la propia página web. Allí, en tiempo real, se atienden las consultas.

Las redes sociales, un canal de comunicación en auge

Pero es con la irrupción de las redes sociales donde se produce el gran cambio. En España, además gozan de una muy buena salud. El 86% de los usuarios de internet dice utilizar las redes sociales a diario, según el citado estudio de IAB. De todas ellas, Facebook y Twitter siguen siendo las reinas en cuanto a número de usuarios e interacción.

En las redes sociales los usuarios buscan respuestas a sus preguntas o problemas, se nutren de las respuestas de las marcas y también de las opiniones y comentarios del resto de usuarios.

Para las marcas es de vital importancia atender al cliente de manera rápida y eficiente a través de ellas. Por ello, es recomendable que las empresas cuenten con un protocolo de actuación, como el de atención al cliente de manera tradicional, pero enfocado al universo digital.

El 83% de los usuarios de las redes sociales declara ser fan o seguir a alguna marca. Más de la mitad de ellos afirma, además,  que las redes sociales han influido en su decisión de compra. Por lo que tener una buena imagen y prestar un servicio sobresaliente al atender al cliente en las redes sociales hoy en día es un aspecto fundamental para cualquier compañía. Una actitud proactiva, contestando a todo lo que se pregunte, dando soluciones y monitorizando toda la conversación para estar alerta de todas las menciones son algunas de las claves para lograrlo.

Algunas empresas han potenciado tanto este canal como parte de su departamento de atención al cliente que han optado por crear perfiles específicos en las redes sociales, al margen del corporativo.

El teléfono, la manera más tradicional

Actualmente, y como hemos visto, con la irrupción de nuevos canales de comunicación digital, estamos asistiendo a una revolución en la forma de atender al cliente. Sin embargo, las empresas no han dejado de confiar en el sistema más tradicional: la conversación telefónica. Así, pese a disponer de múltiples canales, rara es la empresa que no cuenta con un número de teléfono al que los clientes puedan llamar.

En Remica Servicios Energéticos nuestro principal objetivo es atender de la mejor manera posible a nuestros clientes, por eso tratamos de manera personalizada a cada uno de ellos y valoramos cada caso en función a sus necesidades. Ponemos a su disposición múltiples canales de comunicación, así pueden ponerse en contacto con nosotros a través del teléfono 91 396 03 00, escribirnos por correo electrónico a remica@remica.es , comentar en nuestra red de blogs y por supuesto, a través de nuestros perfiles en las redes sociales de Facebook, Twitter y Google Plus.