familiar_remica

Para Remica el ahorro de sus clientes es fundamental por ello cuenta con numerosos planes que se adaptan a sus necesidades, aportando soluciones a medida, seguras y fiables, destinadas a mejorar el nivel de confort y bienestar de los usuarios.

Plan Remica 40/7 Coste Cero

Remica Servicios Energéticos es la primera ESE española que ha puesto en marcha un plan de ahorro y eficiencia energética que garantiza a sus clientes, mediante contrato, el gasto  máximo que van a realizar.  Si éste se superase, el coste económico es asumido por la empresa.

El Plan 40/7 Coste Cero de Remica garantiza un ahorro mínimo del 40% en la factura energética, y la amortización de la inversión en un  máximo de 7 años, todo ello con coste cero para los usuarios desde el primer momento.

  • Aquí puede encontrar más información de cómo ahorrar en la factura energética con Remica

Plan Confort

Con este plan, Remica sustituye sus instalaciones generadoras de energía por unos equipos más modernos y eficientes tratando además de que el coste de ello sea nulo para el usuario, asumiendo con los ahorros la inversión. Las mejoras van acompañadas de una Gestión Energética de las instalaciones, asegurando de esta forma su óptimo rendimiento. Los usuarios abonan la Energía Útil consumida, es decir, cualquier merma que se produjese en el proceso, afectaría a Remica como gestor energético, pero nunca a la economía del usuario. A esto se le suma además la Garantía Total de las instalaciones durante 10 años.

Individualización del consumo

No todos nos sentimos cómodos con la misma temperatura, ni todas las viviendas tienen las mismas características. Pese a que una gran parte de las comunidades tiene un sistema de calefacción centralizado, se puede llevar a cabo una individualización del consumo que puede aportar muchos beneficios a los usuarios: desde elegir la temperatura que quieren tener en cada estancia de la casa, hasta apagar la calefacción cuando están fuera. Es decir, mejora de confort y ahorro.

Este sistema funciona mediante válvulas termostáticas y repartidores de costes. Las primeras, instaladas en el radiador, permiten la regulación y el control de la temperatura ambiente de la estancia. Los segundos son unos dispositivos que, colocados en el radiador, miden dos temperaturas: la de la superficie del mismo y la temperatura ambiente de la estancia, calculando el consumo con estos datos y en base a las características y tamaño del radiador. Toda esta información se transmite de forma automática a una centralita, sin necesidad de acceder mensualmente a la vivienda ni molestar a los usuarios.

  • Saber más sobre cómo individualizar su consumo energético con Remica

Si después de haber visto todas estas medidas de ahorro de Remica tiene alguna pregunta o desea obtener más información sobre alguna de ellas, no dude en ponerse en contacto con nosotros a través del teléfono de atención al cliente de Remica (913960300)  o de nuestro email remica@remica.es.