En el último mes del año todas las empresas hacen balance de las actividades que se han llevado a cabo y se estudian los nuevos pasos a seguir de cara al nuevo año que asoma.  En Remica Atención al Cliente la comunicación con los usuarios es un pilar fundamental en el que se trabaja durante todo el año para poder atender de manera óptima sus consultas, dudas o peticiones de información.

Remica consolida su red de blogs donde, según la temática, semanalmente se tratan temas de interés y ofrece una visión sobre las novedades del sector como empresa especialista en servicios energéticos. Pero no es este el único canal de comunicación para la organización; las redes sociales, newsletter, notas de prensa, apariciones en prensa, correo electrónico o el teléfono son canales que se usan para comunicar según sea el mensaje y el receptor.

Por qué es importante su comunicación

Una empresa como Remica da valor a la comunicación que realiza. La variedad de receptores es muy amplia debido al sector. Por ejemplo, cuando se quiere trasladar una nueva oportunidad a administradores no debe confundirse con un cliente de GICA (Gestión Individualizada de Calefacción y Agua Caliente), por lo que todos los mensajes son estudiados ya que cada cliente merece una atención diferente.

Un sector como es el de la eficiencia energética exige que la comunicación que se realiza sea de calidad y fiable. Muchas veces se trabaja con datos que deben ser fieles a la realidad y contrastados por informes de instituciones reconocidas y de prestigio, como es en muchos casos el IDAE (Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía), entre otros.

Las redes sociales han tomado un protagonismo que año tras año se consolida y permite una comunicación en la que los usuarios pueden contestar, preguntar o aportar información a la organización. Cada comentario es atendido y desde Remica se trabaja para aclarar todas las dudas posibles que puedan surgir a cada uno de sus clientes. Es un canal que debido a su inmediatez permite una comunicación casi a tiempo real.

Por otro lado, el teléfono es un importante canal de comunicación en tiempo real. En Remica se trabaja con un número común a todas las consultas: el 91 396 03 00. Tener el feedback del cliente es muy importante y eso se traduce en dar valor a la comunicación. Gracias a ellos Remica lleva más de treinta años trabajando y la comunicación también ha sido un factor que ha ido evolucionando con la empresa.

Queremos mejorar las vías de comunicación

Desde Remica optamos por una comunicación abierta y bidireccional con nuestros clientes:

  • Utilizar el método de comunicación apropiado: Como hemos señalado anteriormente no todos los clientes son iguales, existen distintos sectores a los que Remica da servicio por lo que cada uno requiere un método de comunicación específico.
  • Ser proactivos: El sector de la eficiencia energética es complejo y hay muchas dudas que se le pueden presentar a los usuarios. Por eso habilitamos en la página web corporativa un apartado de FAQs donde muchas consultas pueden ser resueltas sin necesidad de que las personas tengan que levantar el teléfono.
  • Los mejores comunicadores con los mejores oyentes: Cada vez que un miembro de Remica establece una comunicación con un cliente o posible cliente se establece una escucha activa, ya que es el camino para establecer una relación sólida.
  • Comunicar los beneficios: Hacer llegar al cliente los beneficios que va obtener directamente tiene un mayor valor que las características del proceso para conseguirlos. En Remica se comunica como la inversión en eficiencia energética repercute económicamente en los bolsillos de cada vecino.
  • Utilizar las redes sociales: Los nuevos clientes requieren nuevos canales y las redes sociales son una ventana donde se puede comunicar las novedades de los productos, promociones, entre otros.
  • Mantener informados a los clientes: Tener presente que la comunicación con el cliente es clave y un pilar para poder conseguir una relación de confianza.

Mejorar las vías de comunicación es un trabajo diario. Hace más de treinta años, nadie pensaba en el poder que llegaría a tener Internet y a día de hoy, se ha convertido en uno de los canales más utilizados a la hora de comunicarse con un cliente. En Remica, hacemos una escucha activa y estudiaremos las nuevas propuestas que nos puedan hacer llegar los clientes para comunicarnos con ellos.