Desde Remica queremos señalar una serie de consejos para ahorrar energía en Semana Santa. Estamos ante unos días de descanso donde millones de españoles se desplazan en las vacaciones para desconectar, visitar a los familiares o compartir unos días entre amigos.

Antes de irnos de viaje

Antes de iniciar nuestro viaje, debemos llevar a cabo una serie de acciones que nos permitirán ahorrar energía y dinero en nuestra factura a final de mes:

  • Desconectar los aparatos como la televisión, el aire acondicionado… El piloto de stand-by supone un 20% de la energía consumida durante todo un año en este tipo de aparatos. Si simplemente los apagamos desde el mando no estaremos ahorrando energía, es necesario desenchufarlos.
  • La nevera es posible que no podamos desconectarla, ya que supone dejarla totalmente vacía para no echar a perder los alimentos que se encuentran en ella. La mejor opción es dejarla en una opción de menor frío, así cuando vaya aumentando un grado su temperatura permitirá ahorrar hasta un 6% de energía.
  • Cerrar la llave del agua, gas y la luz, para evitar que haya fugas o averías que nos supongan una mala experiencia a nuestra vuelta.

Durante el desplazamiento

Cuando nos desplazamos hasta nuestro destino de vacaciones podemos hacer pequeños gestos que contribuyen al ahorro energético. El transporte supone alrededor del 40% del consumo de energía final y emite en torno al 26% de las emisiones de CO2 equivalentes que se producen en España, contribuyendo así al cambio climático y a otros problemas ambientales como la contaminación atmosférica. Por eso es muy importante decidir qué transporte será el elegido para llegar a nuestro destino.

  • Si eliges medios de transporte como el tren, el avión o el autobús favorecerás al ahorro de energía. El ferroviario es considerado como uno de los medios que menos consume y menos efectos produce sobre el cambio climático gracias a la utilización de la electricidad como energía de tracción.
  • En caso de que tengas que desplazarte en coche te damos unos consejos para que seas un conductor eficiente:
    • Si vas a viajar solo, intenta compartir coche. Este tipo de iniciativas contribuyen al ahorro de energía y te permitirán ahorrar también dinero en el combustible.
    • Cuando estés al volante procura conducir en las marchas más largas y a bajas revoluciones.
    • Mantén la distancia de seguridad. En caso de que tengas que frenar lo podrás hacer de una manera suave.
    • Si te encuentras en un atasco y vas a estar mucho tiempo parado, es aconsejable parar el motor.

En el hotel

Una vez que hemos llegado a nuestro destino, antes de realizar la reserva podemos buscar que el hotel donde nos alojamos sea un edificio eficiente.

  • Cuando estamos en el proceso de búsqueda de hotel podemos comprobar si tiene un certificado de sostenibilidad. Uno de ellos es el Biosphere Responsible Tourism, las entidades que cuentan con este certificado tienen el sello de sostenibilidad que garantiza un reconocimiento internacional.

Si vas a una zona de costa el certificado que asegura la calidad del agua; información y educación ambiental; gestión ambiental y seguridad; además de servicios e instalaciones es Bandera Azul. El sello se otorga de manera anual y certifica la calidad ambiental.

  • Cuando vamos a visitar la ciudad y salimos fuera del hotel debemos apagar el aire acondicionado, la climatización supone el 45% del consumo energético de un hotel.
  • En la habitación enciende solo las luces que sean necesarias.
  • Si vas a usar el minibar acuérdate de cerrar la puerta.
  • Aunque en vacaciones apetece disfrutar de un baño relajante en la bañera del hotel, es preferible que nos duchemos, podemos ahorrar hasta 120 litros por baño.

En la ciudad o el campo

  •  Cuanto estamos visitando los monumentos y descubriendo la ciudad elegida para descansar durante nuestras vacaciones, podemos optar por el transporte sostenible. En muchas ciudades de España podemos encontrar un sistema público de alquiler de bicicletas para desplazarnos cómodamente y de manera eficiente.
  • Si por el contrario vamos a realizar una ruta por el campo, es conveniente seguir los caminos marcados y las rutas señalizadas. Si no los seguimos podemos estar pisando y matando plantas encargadas de renovar el aire de la zona.

¡Esperamos que disfrutes de unas vacaciones eficientes!