En Remica nos esforzamos día a día para dar un servicio de atención al cliente sobresaliente, por eso ponemos a disposición de nuestros clientes múltiples canales de comunicación para que se pongan en contacto con nosotros. Uno de estos canales es el telefónico, el más usado actualmente. Una conversación telefónica es la forma más tradicional de contacto en atención al cliente y también la más directa, personal y cercana que tenemos de atenderte.

En Remica puedes llamarnos las 24 horas los 365 días del año. Gracias a la conversación telefónica con nosotros podrás resolver tus dudas, dar aviso para que nuestro equipo técnico resuelva cualquier avería y compartir tus sugerencias y comentarios.

Los clientes y sus necesidades son nuestra prioridad, por lo que en Remica contamos con un protocolo de actuación para atender las llamadas telefónicas.  

5 Claves para tener una conversación telefónica con éxito

Lograr una atención al cliente satisfactoria a través de una conversación telefónica depende de la suma de una serie de buenas prácticas que interfieren en el proceso. Nosotros destacamos cinco factores clave que son determinantes para lograr una buena comunicación.

  • La rapidez: Responder a la llamada antes del tercer tono transmitirá al cliente una idea de organización empresarial y sobre todo, de interés en atenderle. En Remica nuestro personal evita tiempos de espera innecesarios a través de filtros y cuenta con un sistema centralizado de atención al cliente.
  • La inmediatez: Cuando tenemos una avería o encontramos por fin tiempo para aclarar o buscar solución a los problemas que nos puedan surgir es necesario poder contar con una respuesta al otro lado de la línea. Gracias a que contamos con una atención telefónica ininterrumpida durante todos los días del año podrás llamar en cualquier momento para dejar registrados tus comentarios, avisos o pedir información. No tendrás que esperar al lunes para llamar y dejar constancia de tu problema. De esta manera nos pondremos a trabajar en ese mismo momento en tu caso para resolverlo cuanto antes.
  • El trato personal: Mantener una conversación con una persona no se puede comparar a intentar entenderse con una máquina. En Remica empatizamos con nuestros clientes, nos ponemos en su lugar e intentamos que no se sientan desamparados prestándoles toda nuestra atención. Desde el primer momento son atendidos directamente por personas y no por contestadores automáticos.
  • Lenguaje adecuado: El lenguaje es el sistema a través del cual nos entendemos por lo que es de vital importancia utilizar uno comprensible en todo momento por el cliente, además de hacer las aclaraciones que sobre determinados términos fueran necesarias. Es recomendable evitar palabras con connotación negativa que puedan crear una mala impresión en el usuario, así como palabras poco claras que puedan dar lugar a confusión.
  • Actitud positiva y resolutiva: Demostrar siempre un trato agradable, con sonrisa telefónica incluida, nos hará transmitir un tono cálido y positivo. Es muy importante explicar al cliente los procesos que estamos llevando a cabo para que en todo momento sea consciente de que estamos invirtiendo las herramientas disponibles y todo nuestro esfuerzo en resolver la duda o problema que nos plantee.

Más canales, más atención al cliente

Un mayor número de canales de comunicación con la compañía aumenta los niveles de confianza del cliente, por eso en Remica, además de la atención telefónica, contamos con otras plataformas de comunicación.

Cada una de ellas se adapta a las necesidades de usuarios. Así si mantener una conversación telefónica es lo más cómodo para algunos, otros pueden tener otras necesidades. Por eso en nuestra web está disponible de manera permanente un formulario de contacto específico para rellenar según sea el motivo de la consulta: información, avería o sugerencia.

Las redes sociales, gracias a su continua actualización e inmediatez, han evolucionado hasta convertirse en un nuevo medio de atención al cliente. En Remica somos conscientes de este nuevo entorno social y aunque la gran mayoría de consultas las realizamos a través de una conversación telefónica, también puedes ponerte en contacto con nosotros a través de las siguientes redes sociales: LinkedIn, Facebook, Twitter y Google Plus.

¿Quieres conocer las posibilidades de ahorro energético que tiene tu edificio? ¿Comentarnos alguna sugerencia o duda sobre tu instalación? ¿Informarnos de alguna avería? Ponte en contacto con nosotros a través de nuestra web, redes sociales o en el teléfono 91 396 03 00. ¡Estaremos encantados de atenderte!