Entre los usuarios suele haber confusión en torno a la labor de compañías como Remica, Empresa de Servicios Energéticos (ESE). Este tipo de sociedades se encargan de proporcionar servicios de mejora de la eficiencia energética en los edificios y con ello afrontan un cierto grado de riesgo económico. Para llevar a cabo su actividad, Remica asume la titularidad del contrato de gas y explota y gestiona la instalación, asumiendo además los costes generados si dicha gestión no fuese eficiente.

De hecho, Remica ha sido la primera en garantizar a sus clientes un ahorro por contrato. Debido al alto precio de la energía y al peso que supone la calefacción y el agua caliente sanitaria en los gastos de comunidad, establecer un contrato con una empresa de servicios energéticos como Remica supone una solución eficiente que conllevará además un ahorro en la factura.

En Estados Unidos las empresas de servicios energéticos tienen una fuerte penetración en el mercado desde hace más de 30 años. En España, sin embargo, a pesar de los múltiples beneficios que reporta una empresa de servicios energéticos son todavía poco conocidas para un amplio espectro de población.

Sin embargo, estas sociedades cada vez comienzan a tener un mayor peso en el mercado, ya que desde la Unión Europea se han emitido varias directivas enfocadas a conseguir una verdadera eficiencia y una reducción del consumo energético.

Si tiene alguna pregunta sobre nuestra actividad o desea que uno de nuestros técnicos visite su comunidad para que haga un estudio dirigido a rentabilizar al máximo su instalación, no dude en ponerse en contacto con nosotros tanto por teléfono (91 396 03 00) como por correo electrónico (remica@remica.es) y le proporcionaremos información, sin compromiso, de cada uno de nuestros planes de ahorro.