En Remica Servicios Energéticos, el precio de la energía que ofrecemos corresponde a “energía útil de generación”. Esto es una ventaja para nuestros clientes, ya que así tienen la certeza de que pagan por tener más o menos tiempo la calefacción encendida, pero no deben realizar un desembolso extra para cubrir pérdidas de generación o mermas en el sistema de distribución.

 

¿Por qué se producen pérdidas o mermas en el suministro?

Desde que llega al edificio hasta que se utiliza en los radiadores,  la energía debe realizar un recorrido a lo largo del cual se producen pérdidas. Factores como la eficiencia de la caldera, la altitud o la época del año influyen en el grado de aprovechamiento del combustible.

 

¿Cómo saber si facturo por energía útil?

Para saber si estamos pagando en nuestra factura de calefacción por energía útil o no, es importante distinguir si el kWh de nuestra factura de calefacción se corresponde con la energía que llega a su instalación (kWh de gas)  o con la energía que realmente emplea su sistema de calefacción (kWh de energía útil).

 

¿Por qué es más barato pagar por energía útil?

La experiencia acumulada por Remica Servicios Energéticos en miles de instalaciones muestra que, al final, el precio por kWh de energía útil sea más económico que el ofrecido por otras compañías suministradoras de gas, que se ocupan de facturar únicamente en función del volumen de combustible, sin tener en cuenta las mermas.

 

¿Qué hay que hacer para pagar por energía útil?

En las instalaciones en las que el consumidor paga por energía útil, el precio del kWh es acordado entre el consumidor y el gestor energético.

Según este modelo, es el gestor energético el que se preocupa de obtener la máxima eficiencia de la instalación, al tiempo que el usuario solo paga en su factura de calefacción por lo que consume.

 

¿Influye el tipo de caldera?

Sí, la eficiencia de la caldera es uno de los principales factores que influyen en el consumo de gas. Cuanto más eficiente sea la caldera, el consumo de combustible será menor.

Si, además las tuberías y conductos por las que circula el agua caliente están correctamente aislados, de modo que se asegura un correcto transporte de la energía calorífica hasta los radiadores, aumenta la eficiencia energética de la instalación y menos energía se desperdicia.

 

¿Qué beneficios tiene contar con un gestor energético?

Las empresas de servicios energéticos como Remica van más allá del mantenimiento tradicional de instalaciones. Basan su modelo de negocio en la eficiencia energética del sistema de calefacción. Por eso, para estas empresas es importante realizar un seguimiento diario de las instalaciones, para conocer cómo evoluciona en consumo de energía.

En caso de que se produzca algún problema en la instalación que provoque una disminución de la eficiencia energética de la misma actúan de manera proactiva, bien a través de la telegestión, bien visitando la instalación o, incluso, realizando las mejoras del sistema que sean oportunos.

 

Los beneficios de la telegestión

Dado que las empresas de servicios energéticos se comprometen con el cliente a mantener las instalaciones en unos niveles de funcionamiento y consumo energético determinados –incluso su cuenta de resultados llega a depender de ello- el control y monitorización de las instalaciones se vuelve fundamental.

Los sistemas de telegestión son un importante aliado para lograr este objetivo ya que permiten monitorizar en tiempo real que todo funciona correctamente. La telegestión proporciona todos los datos relativos a la instalación en forma de balances completos que reflejan su “estado de salud”: número de inicios y tiempo de funcionamiento, rendimientos, estados, valores de consumo…

Además de monitorizar, desde el Departamento de Telegestión de Remica Servicios Energéticos se llevan a cabo numerosas actuaciones en aquellas instalaciones que están telegestionadas:

  • Cambios en los puntos de consigna de temperaturas.
  • Modificaciones de los horarios de funcionamiento.
  • Verificación del correcto funcionamiento de la instalación.
  • Seguimiento de la eficiencia energética y el confort ambiental.

 

Adicionalmente, gracias a la telegestión se obtienen alarmas inmediatas cuando los parámetros y variables de funcionamiento de la instalación se salen de los óptimos establecidos, lo que nos permite dar una solución con mayor celeridad y eficacia, restableciendo los niveles de funcionalidad correctos.

 

Esperamos que te haya servido de gran ayuda conocer las ventajas de pagar por la energía que consumes realmente, la energía útil. Si necesitas más información puedes ponerte en contacto con nosotros a través del mail: remica@remica.es.