¿Es o no obligatorio contar con un seguro de responsabilidad civil en la comunidad? Para contestar a esta pregunta es necesario recurrir a la Ley de Propiedad Horizontal. En la misma, en el artículo 5, encontramos que dentro del título constitutivo o de los estatutos de la propiedad se puede incluir también la figura del seguro, entre otros aspectos.

Asimismo, en el artículo 9.1.f, se recoge la obligatoriedad de contribuir un fondo de reserva  y que con cargo a éste la comunidad podrá suscribir un contrato de seguro. “… El fondo de reserva, cuya titularidad corresponde a todos los efectos a la comunidad, estará dotado con una cantidad que en ningún caso podrá ser inferior al 5 por 100 de su último presupuesto ordinario. Con cargo al fondo de reserva la comunidad podrá suscribir un contrato de seguro que cubra los daños causados en la finca o bien concluir un contrato de mantenimiento permanente del inmueble y sus instalaciones generales”.

Por lo tanto, tal y como hemos visto, la norma establece que el seguro es una elección de los propietarios y en ningún caso una obligación de la comunidad.  Ahora bien, pese a que la Ley de Propiedad Horizontal establece que no es obligatorio, la Ley de Calidad para la Edificación recoge que dependiendo de la comunidad autónoma y del año de construcción del edificio será obligatorio o no tener un seguro. Asimismo, siempre es recomendable contar con un seguro de responsabilidad civil para cubrir daños que puedan afectar a terceros.

Sin embargo, en la mayoría de edificaciones los propietarios se decantan por contratar un seguro para la comunidad de vecinos. La razón se halla en motivos económicos y de seguridad ya que ningún bloque de viviendas está exento de sufrir los daños provocados por lluvias, incendios, roturas, robos, etc. De la misma manera, el seguro para la comunidad también puede hacer frente a la responsabilidad civil frente a terceros o de lo contrario, deberán ser los propios vecinos quienes se hagan cargo de ello.

Si la comunidad no cuenta con un seguro, en caso de que se produzca una avería en el edifico, un desperfecto, etc, todos los propietarios tendrían que hacerse cargo de los gastos en el porcentaje que les corresponda. Lo mismo ocurriría en caso de ocasionar un daño o accidente, en el que toda la comunidad tendría que pagar solidariamente para hacer frente a los gastos y la indemnización.

¿Qué debe cubrir un seguro de comunidad de vecinos?

Los seguros para comunidades de propietarios deben hacerse a medida para cubrir todas aquellas necesidades que la comunidad considere oportuno. Debemos tener en cuenta que la cobertura de responsabilidad civil ante terceros debería ser básica. También,  en el caso de que la comunidad de propietarios cuente con un contrato de mantenimiento de elementos como ascensores, sala de calderas, etc, todo lo que esté incluido en dicho contrato no tendría que estar incluido en el seguro.

Un seguro básico debería incluir, además, las contingencias más comunes, como son incendio, roturas, daños por agua o fenómenos climatológicos, así como asistencia jurídica. La comunidad puede contratar además coberturas adicionales para cubrir otros aspectos como robo, daños estéticos, rotura de cristales…

A la hora de contratar el seguro de una comunidad, hemos de tener en cuenta también de que por lo general las compañías aseguradoras hacen también descuentos en sus pólizas a los propietarios de cada vivienda que quieran asegurar su inmueble con la misma compañía.

La importancia de un buen mantenimiento

Hemos de tener en cuenta de que ningún seguro de la comunidad de vecinos cubrirá los daños que se desprendan de un mantenimiento deficiente del inmueble,  por lo que en caso de que surgiera algún problema derivado de esta situación serán los propietarios de las viviendas los que se verán obligados a hacerse cargo del mismo.

Por ello, no hay mejor forma de prevenir accidentes que usar adecuadamente las instalaciones y llevar a cabo los mantenimientos e inspecciones necesarias para cada una de las instalaciones de nuestra comunidad.

En este sentido, Remica, con más de 30 años de experiencia en el sector,  te ofrece todas las garantías necesarias para que cuentes con una empresa líder para el mantenimiento de su servicio de calefacción, ACS y climatización dentro de la comunidad.