La experiencia acumulada todos estos años en el sector de la eficiencia energética ha hecho que en Remica hayamos podido comprobar de primera mano, en los diversos proyectos en los que hemos participado, los grandes beneficios ambientales, de confort, energéticos y económicos que tiene apostar por la eficiencia energética. Más allá de las opiniones que muchas personas hayan podido tener, las cifras hablan por sí mismas.

Recientemente, la Asociación de Empresas de Servicios Energéticos (Anese) ha publicado el “Observatorio de Eficiencia Energética 2016”, que demuestra que las empresas de servicios energéticos (ESEs) españolas consiguieron el pasado año un 35,9% de ahorro energético, el equivalente a 2,4 TWh, lo que supone un 42,3% de ahorro de emisiones de CO2 y un 25,7% de ahorro económico.

En Remica sabemos lo importante que es no solo prometer ahorros energéticos, sino también ofrecer garantías. Por ello, somos la primera ESE en España que garantiza a sus clientes los ahorros por contrato.

Los hechos y las cifras verificables son el mejor antídoto contra algunos mitos y opiniones infundadas de algunas personas que todavía ponen en duda los beneficios de adoptar medidas de ahorro y eficiencia energética en cualquier sector (vivienda, administraciones, empresas, industrias…).

¡No a las opiniones infundadas!

Para lograr la eficiencia energética de las instalaciones ¡no se fie de las opiniones de cualquier persona! Recurra siempre a profesionales cualificados: empresas de servicios energéticos como Remica, con años de experiencia optimizando instalaciones desde el punto de vista energético, que realicen un estudio personalizado y que ofrezcan soluciones a las medidas de sus necesidades.

Además, pida siempre una verificación de que los objetivos de ahorro y eficiencia energética se  han cumplido. En el caso de Remica, tendrá la garantía adicional del acuerdo que nuestra compañía ha firmado con la certificadora TÜV Rheinland. Esta entidad independiente lleva a cabo “la verificación y certificación de ahorros energéticos concernientes a los contratos de rendimiento energético suscritos entre nuestra compañía y sus clientes o las derivadas de la implantación de programas de eficiencia, de la implantación de Medidas de Ahorro Energético (MAEs), del seguimiento del mantenimiento de instalaciones o cualquier situación relacionada con la demostración de ahorros energéticos en instalaciones gestionadas por Remica de acuerdo con el Protocolo Internacional de Medida y Verificación del Ahorro Energético (IPMVP)”.

Las instituciones también apuestan por la eficiencia energética

Recientemente en Andalucía se ha presentado un protocolo de actuación para fomentar la eficiencia energética y el uso de energías renovables en sus edificios. La hoja de ruta ha sido firmada por la Asociación Española del Gas, Sedigas, el Clúster Andaluz de Energías Renovables y la Eficiencia Energética, Claner y la Asociación de Generadores y Emisores de Calor por Agua Caliente, Fegeca, junto con la Agencia Andaluza de la Energía.

Todas las entidades implicadas se comprometen a trabajar conjuntamente para optimizar y reducir el consumo de energía en los edificios y ciudades, generando energía más limpia e introduciendo tecnologías que reduzcan la contaminación por emisiones. (http://www.europapress.es/esandalucia/sevilla/noticia-nuevo-protocolo-fomentar-eficiencia-energetica-uso-renovables-edificios-andaluces-20170427142459.html)

Medidas como esta son bienvenidas dados los objetivos que se deben cumplir en Europa para el año 2020. Dichos objetivos del paquete de medidas sobre clima y energía hasta 2020 son:

  • Reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero (en relación con los niveles de 1990).
  • Conseguir un 20% de energías renovables en la Unión Europea (UE).
  • Conseguir un 20% de mejora de la eficiencia energética.

Estas metas –establecidas por los dirigentes de la UE en 2007 e incorporadas a la legislación en 2009– figuran entre los objetivos principales de la estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

El objetivo de dicha estrategia es que todos los europeos puedan reducir sus facturas de energía, reducir su dependencia de proveedores externos y ayudar a proteger el medio ambiente. En opinión de las instituciones europeas hay que apostar por aumentar la eficiencia energética en todas y cada una de las etapas de la cadena energética.

Cabe destacar que en Europa ya se han establecido también los objetivos para 2030 respecto a la eficiencia energética. Se espera al menos un 27% de mejora de la eficiencia energética; un 27% de cuota de energías renovables y al menos un 40% de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (en relación con los niveles de 1990).

Sin duda, las opiniones de los ciudadanos y su contribución en el día a día son clave para que los objetivos establecidos sean un éxito. Contar con una empresa como Remica es garantía de calidad y eficacia.