Odelix Peinado se trasladó en mayo de 2014 a un piso en la calle Sierra Faladora de Vallecas. La comunidad cuenta con el servicio GICA de calefacción de Remica, es decir,  pese a contar con calefacción y agua caliente sanitaria centralizada, cada vecino posee contadores individuales en sus viviendas, de forma que sólo pagan por lo que consumen.

Cuando la joven se instaló en su nueva casa se puso en contacto con Remica para facilitar sus datos a la empresa. En ese momento se le preguntó si prefería recibir la factura física o por correo electrónico.  Odelix se decantó por la segunda opción, lo que le permitió optar al premio de Remica de un año de calefacción gratis.

A las pocas semanas, la empresa se puso en contacto con ella: ¡Había resultado ganadora! Hoy hablamos con Odelix, que cordialmente nos abre las puertas de su casa para contarnos cómo está siendo este año de calefacción gratis.

¿Cómo fue todo el proceso de presentarte al concurso?
Me di de alta con Remica y me informaron de que entraba en el sorteo de un año de calefacción gratis, pero no le di importancia, pensaba que era uno de esos muchos sorteos de los que luego nunca se sabe nada. Así que cuando me enviaron un correo electrónico diciéndome que había sido seleccionada pensé que era una broma. Luego me llamaron para confirmarme que había sido yo la ganadora del concurso de calefacción gratis este año. Me quedé blanca, ¡no me lo podía creer! De todas formas, aunque me decían que era así, yo dije: “hasta que no lo vea, no lo creo”.

Supongo que entonces, lo confirmarías con la primera factura…
¡Claro! en septiembre-octubre, que es cuando se empieza con la calefacción,  cuando vi que sólo me cobraban el servicio de agua caliente fue una alegría increíble, ¡imagínate!

Yo no gano mucho dinero, así que, que te quiten de pagar el año de calefacción, aunque sea comunitaria y no salga extremadamente costosa, es una ayuda importante. Estar todo el año sin preocuparte de que te pases un poco más o un poco menos con la calefacción es una alegría al bolsillo que no veas.

Y ese ‘dinerillo’ que has ahorrado, ¿lo has empleado en algo concreto?
Pues lo primero, en Navidades, que se pudo comprar un poquito más de comida, obviamente, y algún que otro caprichito mensual me he podido permitir.  Ten en cuenta además, que yo en la casa en la que vivía antes de estar en este piso, tenía calefacción eléctrica y me gastaba unos 160 euros al mes, así que es una cantidad importante.

Como sabes, el premio te tocó por darte de alta en la factura digital, ¿por qué lo hiciste?
Lo primero, por el medio ambiente porque esto de estar con el papel para arriba y para abajo cuando ya tienes muchísimas maneras de poder consultar una factura, me parece lo más lógico. Tenemos que cuidar un poquito los árboles porque creo que el consumo de papel a veces se nos va de las manos. Yo, de hecho, todas las facturas las pido por correo electrónico, me parece lo mejor. No es necesario tener un papel para verificar el consumo que tengas de algo.

Y aparte del respeto al medio ambiente, ¿crees la factura digital que tiene alguna otra ventaja?
Sí, yo estoy encantada con este servicio. Las facturas me llegan directamente al correo electrónico, por lo que no se extravían ni se me pueden traspapelar con otras. Sé dónde están, las tengo ubicadas rápidamente. Quieras que no, cuando se envían por correo, te expones a que  no te lleguen, se pierdan, o las tires sin darte cuenta. A mí la factura electrónica me parece mucho más práctica, desde luego.

Aparte de tener la calefacción gratis este año, ¿con el servicio que te está dando Remica estás contenta?
Sí, totalmente.

¿Por qué?
Porque no me ha fallado.  Si he tenido alguna duda, o si tengo algún problema con la caldera, con la calefacción, inmediatamente me mandan al técnico. En resumen, el servicio de Remica es muy bueno y me atienden muy rápido.

Si algún día un conocido te pidiese consejo sobre servicio de calefacción, ¿recomendarías Remica?
Sí, sí la recomendaría porque estoy muy contenta con vosotros.

Desde aquí queremos agradecer a Odelix su amabilidad durante la entrevista. Si tú también quieres participar en el sorteo, sólo tienes que darte de alta en la facturación electrónica antes del 20 de abril de 2015.  Para ello, basta con que llames al 91.396.03.30 o que nos mandes un correo electrónico a  facturaelectronicasi@remica.es solicitando el cambio a la modalidad de facturación electrónica, indicándonos el nombre y apellidos del titular del contrato. Si todavía no eres cliente pero vas a contratar a Remica, pide la modalidad de facturación electrónica al dar de alta el contrato.

Puedes consultar aquí las bases legales de la promoción.