Qué sistema de individualización se adapta mejor a tu instalación, qué beneficios obtendrás o a quién debes recurrir son algunas de las cuestiones que conviene plantearse a la hora de iniciar la individualización del consumo de un sistema de calefacción central.

Un sistema de calefacción central proporciona servicio de calefacción a varias viviendas situadas en el mismo edificio o en varios bloques de edificios. En España, se calcula que un 10% de los hogares dispone de un sistema de calefacción central frente a un 25% que cuenta con calefacción individual.

La manera tradicional de repartir el gasto en calefacción, si no hay individualización de consumo, es estableciendo una cuota de gasto cuyo porcentaje varía según lo acordado en la comunidad de vecinos. Esta cuota puede fijarse según el número de radiadores, los metros cuadrados de cada vivienda, etc. El no poder regular el consumo en cada vivienda provoca que en muchas ocasiones algunos vecinos pasen frío y otros, para combatir el exceso de temperatura, tomen medidas como abrir las ventanas con la pérdida de confort y despilfarro energético que esto implica.

El gasto en calefacción supone entre un 40% y un 60% en la factura energética de una comunidad de vecinos, según queda reflejado en la Guía para reducir el gasto en calefacción central manteniendo el confort publicada por la Comunidad de Madrid. Por ello, cualquier reducción en la misma supone un efecto positivo e inmediato en la factura.

¿Sistema de calefacción central en columna o en anillo?

Para conocer si al individualizar el sistema de calefacción central es técnicamente viable instalar un contador o  si se deben instalar repartidores de costes, conviene saber si la red de distribución se estructura en anillo o en columna.

  • Sistema de calefacción central en anillo: Esta distribución de las tuberías se caracteriza por tener un único punto de entrada y salida por cada vivienda. El método para individualizar el consumo en los sistemas de calefacción central que tienen este tipo de distribución se realiza mediante la instalación de contadores individuales en la entrada de cada vivienda que miden el consumo de cada hogar de manera independiente dentro de la comunidad.
  • Sistema de calefacción en columnas: En esta distribución no existe una separación del sistema por viviendas sino por radiadores según las plantas, es decir, el radiador de una estancia comparte entrada y salida con el radiador de las demás plantas que ocupa la misma estancia en ellas. En este tipo de instalación la individualización del consumo del sistema de calefacción central se realiza a través de la colocación de repartidores de costes. La función de los repartidores de costes consiste en medir el consumo de calefacción de cada radiador, no necesitan labores de mantenimiento y su batería tiene una duración estimada de 10 años.

El IDAE en su Guía Práctica de la Energía expone que el gasto energético se puede reducir entre un 20% y un 30% mediante la medición individual de los consumos.

Ahorra energía, gana confort

La falta de confort es uno de los problemas más comunes que sufren los vecinos con sistema de calefacción central que no tiene individualizado su consumo. Muchos tienen frío y otros sufren un exceso de temperatura. Por ello, junto a la instalación de contadores o repartidores de costes, conviene instalar válvulas termostáticas en los radiadores que permitan a los usuarios regular la temperatura en función de las necesidades térmicas de cada vivienda.

De esta manera, se ahorra energía por ejemplo cuando una familia se marcha de vacaciones y durante su ausencia, cierra las válvulas de los radiadores, de modo que no se malgasta energía en calentar su casa.

Pero el ahorro no es solo energético, sino también económico. Tras individualizar el consumo los gastos se repartirán en dos partes: una fija (correspondiente a los gastos comunes derivados de tener un sistema de calefacción central) y una variable, que cada vecino pagará en función del consumo realizado.

Confía en profesionales

El paso de individualizar el consumo del sistema central de calefacción de tu comunidad es muy importante, pues de ello depende el ahorro futuro y la eficiencia energética del edificio. En Remica no solo nos ocupamos de realizar los cambios necesarios para individualizar los sistemas de calefacción central, sino  también de lograr la máxima eficiencia energética de las instalaciones para así lograr el máximo  confort de nuestros clientes por un lado, y por otro el máximo ahorro energético.

Remica cuenta con todas las garantías de calidad necesarias para llevar a cabo este proceso, por eso si en tu comunidad de vecinos estáis pensando en individualizar el consumo de calefacción puedes ponerte en contacto con nosotros a través del email remica@remica.es o en el teléfono 91 396 03 00 ¡Estaremos encantados de atenderte!