Al contratar un servicio de suministro de energía (ya se trate de gas, electricidad…), conviene diferenciar entre los servicios que presta una compañía comercializadora y la empresa distribuidora.

Aunque las diferencias no siempre son fáciles de explicar -algunas comercializadoras y distribuidoras, a pesar de ser compañías diferentes, pertenecen al mismo grupo empresarial- ambas organizaciones cumplen funciones distintas que conviene conocer para saber a cuál dirigirse en caso de detectar algún tipo de problema con la factura o el suministro de energía.

  • Las compañías comercializadoras son las empresas que pueden vender suministro de energía a los consumidores. Estas compañías no son propietarias de infraestructuras, sin embargo sí son responsables del suministro a su cartera de clientes. Los costes del sistema se facturan de acuerdo a los peajes y cánones establecidos por utilizar las infraestructuras de las distribuidoras.
  • Las compañías distribuidoras, en cambio, no venden suministro de energía directamente a los clientes finales (esa es la función de las comercializadoras). La función de estas empresas es mantener la red de distribución. Además, son las que realizan la lectura de los contadores.

Si la factura de suministro de energía no refleja el consumo realizado…

La proliferación de contadores inteligentes, capaces de realizar una lectura de suministro de energía de manera automática, hace que cada vez se produzcan menos errores al contabilizar los consumos de energía.

No obstante, si un usuario detectase que el consumo de su factura es superior o inferior al que realmente ha realizado, y desea que se subsane el error, debe ponerse en contacto con su compañía comercializadora.

Y es que, aunque en realidad las labores de lectura y mantenimiento de contadores es competencia de la compañía distribuidora, es la comercializadora quien debe realizar los trámites oportunos para corregir el error. Asimismo, deberá mantener informado al cliente de cómo evoluciona la resolución de su incidencia.

En caso de avería en la zona…

Aunque de manera habitual el pequeño consumidor debe dirigirse a su compañía comercializadora para contrastar todas sus dudas o consultas, hay una excepción: tendrá que contactar con su compañía distribuidora cuando se produzca una avería en la red que abastece de energía a su zona.

Para que el usuario final tenga claro cómo puede contactar con su compañía distribuidora, las facturas que emite la compañía comercializadora deben incluir los teléfonos de averías de las distribuidoras.

Si no estoy satisfecho con mi tarifa y quiero cambiar de compañía…

Aunque los clientes finales no pueden elegir la distribuidora de su zona (ya que esta tiene que ser la compañía que realizó la instalación de la red de distribución), es importante que sepan que tienen total libertad para contratar el suministro de energía con la compañía comercializadora que prefieran.

El cambio de compañía comercializadora:

  • Es libre. El usuario puede cambiar de compañía siempre que lo desee.
  • Es gratuito. El simple cambio de comercializadora no debe suponer un gasto extra para el usuario.
  • No supone una interrupción del suministro.
  • A pesar de contratar el suministro de energía con otra compañía comercializadora, la lectura y el mantenimiento de los contadores continuará siendo competencia de la distribuidora.
  • La compañía comercializadora con la que se contrata el nuevo contrato de suministro se encargará de realizar todos los trámites oportunos para materializar el cambio.

Por último conviene recordar que ahorrar energía no es una cuestión que dependa únicamente de contratar un precio del kWh (kilovatio hora) económico. Es importante que la compañía comercializadora con la que se contrata el suministro proporcione un buen asesoramiento en función de las necesidades del cliente, le oriente para optimizar la eficiencia energética de las instalaciones y que ofrezca tarifas más ventajosas si, por ejemplo, el cliente contrata varios servicios.

Ventajas de contratar el suministro con Remica Comercializadora

Al disponer de su propia comercializadora, Grupo Remica ofrece descuentos en las tarifas adaptados a las necesidades de sus clientes, lo que sumado a la gestión eficiente de las instalaciones, permite lograr grandes ahorros económicos y medioambientales.

Los usuarios que ya disfrutan de los servicios de mantenimiento y gestión energética que ofrece Remica son los primeros beneficiados al contratar con Remica Comercializadora ya que podrán dirigir a un único proveedor todas sus consultas.

Desde que comenzara su andadura, no ha parado de aumentar el número de clientes que han decidido contratar el suministro de gas y electricidad con Remica Comercializadora en todos los sectores: consumidores domésticos, comunidades de vecinos, edificios institucionales o empresas del sector industrial y terciario… Para más información, pueden contactar con Remica Comercializadora a través del correo electrónico ofertasenergia@remica.es