Warning: A non-numeric value encountered in /furanet/sites/remicaatencionalcliente.es/web/htdocs/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5837

Cuando las temperaturas suben, los sistemas de climatización se encienden. Ahorrar energía para que no se dispare la factura y,  al mismo tiempo, mantener un nivel de confort adecuado se convierte en una prioridad para millones de familias y negocios.

La recomendación general es regular la temperatura interior en torno a los 26ºC. Y, para que no afecte negativamente a la salud, que la diferencia térmica con el exterior no supere los 12ºC.

De ese modo se obtiene un confort suficiente para refugiarse de las altas temperaturas mientras que se evita consumir más energía de la necesaria.

 

Pequeños trucos que ayudan a ahorrar energía

Además de estas recomendaciones, se pueden tomar otras medidas para evitar tener todo el tiempo encendido el sistema de aire acondicionado o de climatización.

 

Para ahorrar un 30% de energía…

Instalar toldos en las ventanas en las que incide más el sol, evitar la entrada de aire caliente (por ejemplo, no abriendo las ventanas en las horas de más calor), o aislar térmicamente paredes y techos son soluciones que permiten ahorrar alrededor de un 30% de energía.

 

Mejor colores claros

También influye el color del que se hayan pintado techos y paredes exteriores: los colores claros reflejan la radiación solar y, de ese modo, evitan el calentamiento de los espacios interiores.

 

El ventilador es un gran aliado

Un ventilador, preferentemente de techo, puede ser suficiente para mantener un adecuado confort.

 

Mantener las habitaciones aisladas durante el día

¿Por qué hay momentos del día en el que hace más calor dentro de una habitación que en la calle? Lo que sucede es que cuando un edificio se calienta, las paredes y techos emiten radiación infrarroja.

Una forma de neutralizar este fenómeno consiste en evitar que entre la luz del sol durante las horas de más calor, bajando persianas y corriendo cortinas.

Para ventilar las viviendas, mejor aprovechar las primeras o las últimas horas del día, cuando el sol ya se ha puesto. Aproximadamente 10 minutos es suficiente para renovar el aire de una habitación.

 

Apostar por los paneles solares

Ubicados en el techo, los paneles solares son capaces de captar los rayos solares y transformarlos en energía que puede aprovechar el edificio. Pero, además, actúan reduciendo el calentamiento de la superficie de los tejados.

 

Bajar en exceso la temperatura no funciona

Al encender el aparato de aire acondicionado, no conviene ajustar el termostato a una temperatura excesivamente baja para tratar de refrescar la habitación lo antes posible.

Con este método el ambiente de la habitación no se vuelve más confortable. Lo que sucede es que se produce un pico de enfriamiento excesivo y, además, se consume más energía de la necesaria.

 

¿Quieres instalar o rehabilitar un sistema de climatización? ¡Llámanos!

¿Sabías que las instalaciones de climatización centralizadas son las más eficientes pero las menos frecuentes, especialmente en el sector residencial?

En Remica somos una empresa de servicios energéticos con más de treinta años de experiencia en el sector de las instalaciones térmicas.

Nuestros consultores energéticos realizan un diagnóstico gratuito para identificar qué soluciones de climatización se adaptan mejor a características específicas de cada instalación.

Lámanos al 91 396 03 00 o escríbenos a remica@remica.es

 

Datos curiosos sobre aire acondicionado en verano

 

  • El encendido masivo de aire acondicionado provoca una gran demanda eléctrica.

 

  • En numerosas zonas de Andalucía y Cataluña la punta de demanda eléctrica se ha desplazado del invierno al verano debido a la utilización del aire acondicionado.