Refugiarse de las altas temperaturas no solo depende de encender el aire acondicionado. ¡Así solo aumentará tu factura energética!

Si de verdad quieres lograr un buen confort térmico en tu vivienda o centro de trabajo, y ahorrar electricidad,  estos consejos te interesan ¡Sigue leyendo!

Sin un buen aislamiento térmico la energía se escapa por los muros y cubiertas (literalmente)

Un edificio mal aislado se caracteriza por  calentarse rápidamente en verano y enfriarse muy pronto en inverno.

Está claro que para terminar con el derroche energético conviene realizar una actuación integral de mejora del aislamiento térmico, es decir, que abarque muros y también la cubierta del edificio.

Dado que se trata de una reforma a gran escala, se recomienda aprovechar a realizarla coincidiendo con otras actuaciones como, por ejemplo, cuando toca pintar la fachada, ya que una de las partes más costosas es constituir la estructura de andamios.

Si quieres saber más sobre cómo y por qué mejorar el aislamiento térmico de los edificios, te recomendamos este artículo, en el que expertos detallan cuál es la situación del aislamiento térmico de los edificios de nuestro país y proponen soluciones para mejorarlo.

 

Presta atención a las ventanas y balcones para ahorrar electricidad

Otra medida importante para mejorar el aislamiento térmico de la vivienda es mejorar el aislamiento de las ventanas.

  • Poner toldos. Colocados en el exterior de ventanas y balcones, los toldos impiden que la radiación solar penetre en las estancias y, según la orientación del edificio y el tipo de toldo que se instale, se puede reducir el calor hasta un 90 por ciento.
  • Instalar en las ventanas vidrios que eviten la pérdida de temperatura. Existen vidrios “de baja emisividad” que tienen la ventaja de que dejan pasar la luz, pero evitan que entre el calor cuando sube la temperatura exterior. También está comprobado que los sistemas de doble cristal reducen a casi la mitad las pérdidas de temperatura.

 

Apuesta por equipos de alta eficiencia energética

Si hay que renovar el sistema de aire acondicionado, apuesta por equipos de alta eficiencia energética. Podrás ahorrar electricidad y, a la larga, compensarás a inversión realizada.

etiqueta eficiencia energética aire acondicionado

 

Imagen: Etiqueta energética de aparatos de aire acondicionado. Fuente: OCU

 

¿Te gusta el bricolaje? Hacer pequeños arreglos puede beneficiarte

Hay pequeñas mejoras, arreglos y reparaciones que se pueden realizar para reducir el consumo de aire acondicionado:

  • Utilizar cortinas opacas o estores que reduzcan la radiación exterior.

 

  • Instalar ventiladores, o usar ventiladores auxiliares. Estos dispositivos ‘mueven’ el aire de una habitación, gracias a lo cual disminuye la sensación de calor hasta cinco grados. Su consumo eléctrico suele ser inferior al de los equipos de aire acondicionado.

 

  • Usar burletes o silicona para tapar juntas por donde se pueda filtrar el aire en puertas y ventanas. Estas filtraciones se pueden detectar, en un día de viento, acercando una vela encendida. Si la llama oscila, serán necesario cubrir ese punto para evitar que entre el calor.

 

Comprueba si has contratado la tarifa de la luz que más te compensa

En la actualidad, existen cientos de comercializadoras de energía en el mercado español.

Por eso, es beneficioso informarse, y comparar qué tipo de ofertas realizan otras compañías comercializadoras, para saber si estamos pagando de más en nuestra factura, o si hay otras tarifas que compensen más.

Para elegir sabiamente cómo contratar una tarifa de luz nueva, hay que tener en cuenta algunos aspectos, como que la potencia contratada se ajuste realmente a nuestras necesidades (si es mucho mayor, estaremos pagando de más).

También conviene reflexionar y tener en cuenta el horario en el que se realiza un mayor consumo de energía, ya que existen tarifas de discriminación horaria gracias a las cuales se pagará menos en las horas de menor consumo  (de 11 de la noche a una de la tarde en horario de verano).

Si no sabes qué tarifa escoger, llámanos. El equipo de Remica Comercializadora te asesorará para que elijas la tarifa que más te compensa ¡Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo!

 

Realiza un uso sostenible de la energía

Adoptar buenos hábitos también te ayuda a ahorrar en la factura de la luz.

  • Se recomienda regular el aire acondicionado a una temperatura no inferior a 23 grados centígrados. Y que la diferencia térmica entre el interior y el exterior de la vivienda no supere los doce grados centígrados, para evitar problemas de salud.
  • Apaga los equipos de aire acondicionado que se encuentren en habitaciones vacías y no dejes encendido el aire cuando no haya nadie en la vivienda.
  • Los filtros del aire acondicionado deben limpiarse al menos tres veces al año. De ese modo se evitan averías, los equipos funcionan de forma óptima y se evita que consuman más energía de la necesaria.
  • Para evitar pérdidas de temperatura, es mejor ventilar las habitaciones cuando el calor es menos intenso, a primera o última hora del día. Evita abrir las ventanas en las horas más calurosas ya que eso hará que la temperatura interior aumente.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies