Warning: A non-numeric value encountered in /furanet/sites/remicaatencionalcliente.es/web/htdocs/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5837

En las comunidades de propietarios con instalaciones térmicas comunitarias una (o varias) calderas suministran calefacción y agua caliente sanitaria a un conjunto de viviendas.

A pesar de que en las viviendas cada vecino tenga la posibilidad de regular la calefacción (algo que no ocurre en todas las instalaciones), lo que sucede es que, al tratarse de una instalación comunitaria, cualquier actuación sobre los radiadores puede influir al resto.

La buena noticia es que se puede evitar ¿cómo? Haciendo algunos ajustes aprovechando los meses de más calor, cuando el sistema de calefacción se mantiene apagado.

 

¡Es momento de arreglar los radiadores estropeados!

Con el sistema de calefacción central parado es momento de arreglar o sustituir aquellos radiadores que tengan alguna rotura, que estén demasiado viejos, que goteen…

Pero, además, es buen momento para instalar detentores si los radiadores de la vivienda carecen de ellos.

Los detentores podrían definirse como unas válvulas, que normalmente se sitúan en uno de los extremos inferiores del radiador, y que sirven para regular  la salida del agua.

En algunas ocasiones se utilizan para realizar un equilibrado hidráulico de la instalación (que llegue el caudal de agua a todos los radiadores de la instalación). Sin embargo, la función principal de un detentor es cerrar el paso de agua al radiador ante una rotura, trabajos de mantenimiento, sustitución, etc. de modo que se pueda trabajar o aislar ese radiador sin que eso perjudique al resto de la instalación.

 

En instalaciones con calefacción por columnas, conviene instalar ‘llaves de sectorización’

Las instalaciones de calefacción central por columnas son aquellas en la que las tuberías generales de distribución de las viviendas están configuradas por columnas verticales. Es decir, que los radiadores de todo el edificio se conectan de abajo a arriba, y no existe ninguna unión entre los distintos radiadores de cada vivienda.

Para evitar que una avería deje sin calefacción a todo el circuito, conviene aprovechar este periodo para instalar llaves de sectorización que permitan aislar esa columna del resto si se produce cualquier avería.

 

Instalar un desgasificador

Especialmente en viviendas con radiadores de aluminio pueden producirse ruidos que no se eliminan ni realizando purgados. Esos ruidos, que son generados por el aire que existe en el interior del circuito de tuberías, pueden eliminarse gracias a la instalación de un desgasificador.

 

Revisar el estado de los purgadores

Ubicados en los puntos altos de las instalaciones, los purgadores antiguos pueden ser sustituidos por purgadores automáticos para asegurar que se expulsa el aire del circuito de calefacción y que así el calor llegue a todas las viviendas.

 

¡Solicita presupuesto a tu empresa mantenedora!

La empresa que realiza el mantenimiento de la sala de calderas es quien mejor conoce su diseño, dimensionado y estado, por ello, el primer paso para hacer estas mejoras es ponerse en contacto con el mantenedor de la instalación.

No obstante, es posible solicitar presupuesto a cualquier profesional. En caso de plantearse un cambio de empresa, es mejor optar por una compañía con experiencia y solvencia probada en el sector.

¿Necesitas hacer mejoras en tu instalación? ¿Podemos ayudarte? El equipo humano de Remica está formado por más de 300 profesionales a su servicio. ¡Contacte con nuestros consultores energéticos y le realizarán un diagnóstico personalizado de la instalación!

Teléfono: 91 396 03 00 / email comercial@remica.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies