Los horarios de la calefacción central así como las fechas de encendido y apagado, suelen ser motivo de debate entre los vecinos de una comunidad de propietarios. Durante la época de frío, ¿cuáles son los criterios que determinan cómo y cuándo se pone en marcha? Hay que tener en cuenta que el acuerdo de funcionamiento de la calefacción central en las comunidades de vecinos debe ser adoptado en Junta de Propietarios por mayoría simple en virtud del artículo 17.4 de la Ley de Propiedad Horizontal. En aquellos casos en los que la temporada de frío se alarga y continúan las bajas temperaturas se puede decidir mantener el encendido de la calefacción.

 

¿Existe una normativa que regule la fecha de encendido y apagado de las calefacciones centrales?

Por el momento (a fecha de publicación de este artículo, 15 de enero de 2018), no existe ninguna normativa que regule la fecha ni el horario de encendido y apagado de las calefacciones centrales. Sin embargo, para hacer un uso eficiente de la instalación conviene tener en cuenta los hábitos de uso, (por ejemplo, cuándo son las horas de mayor y menor demanda) y  adecuar dichos horarios a las necesidades reales de las personas. Con ello no solo se consigue un mayor confort sino que también se realiza una utilización más eficiente de la energía.

Hay que tener en cuenta que los sistemas de calefacción central funcionan mejor cuando se mantienen activos durante largos periodos. Esto significa que es preferible programar el sistema de regulación de calefacción central en horarios amplios y con temperaturas más bajas. ¡Por cada grado centígrado extra se consume entre un 7 y un 10% adicional de energía!

 

¿Qué es necesario para modificar en los sistemas de calefacción central los horarios?

Suponiendo que la comunidad de vecinos cuente ya con un horario de calefacción establecido  y que alguno de los vecinos quiera proponer su modificación podría hacerlo siguiendo el procedimiento establecido en el artículo 16.2 de la Ley de Propiedad Horizontal. Según este apartado cualquier propietario podrá pedir que la Junta estudie y adopte un acuerdo sobre el tema que considere, siempre que sea de interés para la comunidad.

En ese caso, el vecino interesado en que se aborde el cambio de horario en la reunión deberá remitir un escrito al presidente de la comunidad en el que especifique con claridad la cuestión que quiera tratar para que se incluya en el orden del día de la siguiente reunión de la junta de propietarios que se celebre.

Si por el contrario no estuviese previsto celebrar una reunión en un futuro próximo –la ley obliga a convocar por lo menos una reunión al año- y los órganos de gobierno no consideran necesario la convocatoria de una junta extraordinaria, es posible reunir a la Junta de Propietarios cuando la solicitud llegue avalada por la cuarta parte de los propietarios o un número de estos que represente, al menos, al 25% de las cuotas de participación (artículo 16.1 de la Ley de Propiedad Horizontal).

 

Posibilidades técnicas para modificar los horarios de calefacción central

Las nuevas tecnologías también han influido en la manera en la que se pueden modificar los horarios en los que permanecen encendidos los sistemas de calefacción central, haciendo que este proceso se haya vuelto más automático y sencillo.  Actualmente, muchas instalaciones térmicas cuentan ya con un sistema de telegestión, es decir, con la posibilidad técnica de ser monitorizadas y operadas a distancia.

Gracias a este sistema, la empresa mantenedora puede realizar desde su centro de control diversas operaciones, entre ellas, velar por el correcto funcionamiento de la instalación, realizar cambios en los puntos de consigna de temperaturas o modificar los horarios de funcionamiento con tan solo una llamada del representante de la comunidad de propietarios.

 

¿Sabías que…?

En algunas comunidades autónomas como Madrid, en 1981, debido a la contaminación atmosférica su Ayuntamiento puso en marcha un reglamento que prohibía el funcionamiento de la calefacción entre las 23.00 y las 07:00 horas con el objetivo de reducir la contaminación atmosférica. Actualmente, esta restricción no está vigente, ya que se considera que todas las instalaciones deben disponer de sistemas de regulación en función de las condiciones exteriores.

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies