¿Todavía recibes tu factura de Remica en papel?  ¡Pásate a la factura electrónica!

La factura electrónica de pólizas individuales del producto Gica tiene múltiples ventajas: ganarás en comodidad, ya que no tendrás que acumular papeles.

Es segura, y más ecológica, ya que se evita la impresión de miles de hojas, así como la emisión de gases de efecto invernadero generados por el transporte de correo postal.

Pero, además, ahora, tiene premio ya que participarás en el sorteo de un viaje a Praga para dos personas, 3 días 2 noches en hotel de 4 estrellas.

¡Cámbiate a la factura electrónica Gica de Remica y participa en nuestro  sorteo!

 

Pedir que te enviemos la factura electrónica es muy sencillo. Puedes llamar al teléfono 91 396 03 30 o puedes solicitarlo por email:

  • Envía un correo electrónico a efactura@remica.es
  • Indica en el asunto ACTIVAR MI FACTURA ELECTRÓNICA
  • En el cuerpo del email deberás poner: Nombre y apellidos del titular del contrato, Nº de póliza que aparece en la factura y dirección completa

 

Una vez que lo hagas, entrarás automáticamente en el sorteo ¡Sin hacer nada más!

Esta campaña estará activa desde el 15 de julio hasta el 30 de noviembre de 2019 ¡No te lo pierdas y consulta las bases del sorteo!

Ventajas de la factura electrónica

 

La Agencia Tributaria define la factura electrónica como un “documento tributario generado por medios informáticos en formato electrónico, que reemplaza al documento físico en papel, pero que conserva el mismo valor legal con unas condiciones de seguridad no observadas en la factura en papel. Equivalente funcional de la factura en papel, que se puede transmitir desde el expedidor al destinatario por medios telemáticos. En términos informáticos, consiste en un fichero con el contenido exigido por ley a cualquier factura, que se puede transmitir de emisor a receptor por medios telemáticos (de un ordenador a otro) y que posee unas características que aseguren la autenticidad e integridad”.

Entre sus principales ventajas destaca que:

  • Al tratarse de un proceso automatizado, se reducen los errores humanos.
  • Desaparecen los costes de impresión y envío postal, costes que en muchos casos se imputan a los consumidores.
  • Más agilidad al acceder a las facturas almacenadas.
  • Se reduce el espacio de almacenamiento, incluso se puede llegar a suprimir totalmente el almacenamiento físico en los casos en los que las facturas solo se conservan en formato digital.
  • Las empresas mejoran el servicio al cliente, ya que se simplifica el acceso y envío de la información, y se agiliza la recuperación de la información de fechas anteriores, cuando es necesario.
  • Se elimina el consumo de papel y su transporte, con el consiguiente efecto positivo sobre el medio ambiente.
  • Se acortan los ciclos de tramitación, incluido el cobro.
  • Facilita la lucha contra el fraude.
  • Contribuye a la modernización de la economía y al desarrollo de la Sociedad de la Información.

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies