Es una de las dudas más frecuentes que nos plantean los usuarios de instalaciones de calefacción central en las que los radiadores se han instalado vávlulas termostáticas. Hay momentos en los que el radiador puede permanecer caliente en la parte superior y fría en la inferior ¿es normal que esto suceda?

La respuesta es que sí. Si los radiadores no tienen ninguna avería, y se han purgado correctamente antes de la temporada de calefacción para permitir un flujo normal de agua, que los radiadores permanezcan calientes en la parte superior y fríos en la inferior puede ser normal.

Y este vídeo publicado en nuestro canal de Youtube lo explica

 

 

Así funciona el radiador

Para entender por qué se produce esta diferencia de temperatura entre la parte superior y la inferior de un radiador es necesario comprender cómo funciona y por qué fases atraviesa  este emisor de calor.

 

Válvulas termostáticas

Una válvula termostática es un elemento imprescindible en un radiador ya que regula el volumen de agua que entra en este radiador.

A más caudal de agua que circule por el interior del radiador, más calor se emite pero también se consume más energía. (Por cada grado centígrado extra se consume alrededor de un 7% más de energía).

 

Regular la temperatura en instalaciones de calefacción central

Los usuarios de instalaciones de calefacción central pueden seleccionar la temperatura que quieren alcanzar en su hogar abriendo y cerrando las válvulas.

Y es que, las válvulas termostáticas disponen de un sensor capaz de identificar si la temperatura ambiente se corresponde con la que el usuario ha seleccionado.

No obstante, siempre hay que tener en cuenta que en instalaciones de calefacción central, la temperatura interior del hogar no podrá ser superior a la temperatura de consigna ambiente fijada por la Comunidad de Propietarios. Es decir, que si la temperatura ambiente fijada por la comunidad es de 23 grados centígrados, en el interior de los hogares nunca se podrá superar dicha temperatura.

 

¿Cómo consiguen las válvulas que se obtenga la temperatura adecuada?

En invierno, la temperatura recomendada es de 21 grados centígrados, lo que en una válvula con cabezal termostático suele corresponderse con la posición 3.

  • Si la temperatura de la habitación es inferior a la seleccionada en la válvula termostática, la válvula abrirá paso al caudal de agua para aumentar el aporte térmico del radiador y conseguir así elevar la temperatura de la habitación.
  • Si la temperatura de la habitación es igual a la elegida la válvula mantiene su posición.
  • Si la temperatura de la habitación es superior a la temperatura elegida por el usuario, la válvula cierra el paso de agua al radiador para reducir el aporte térmico y conseguir así que baje la temperatura de la habitación.

 

 

Estas son las fases por las que atraviesa un radiador con válvula termostática

Estas son los estados que atraviesa un radiador durante las diferentes fases de funcionamiento:

  • Fase de arranque: Para alcanzar la temperatura seleccionada por el usuario, la válvula permite la entrada de caudal máximo del agua y se calienta toda la superficie del radiador.

 

  • Fase normal: Una vez alcanzada la temperatura deseada, la válvula aumenta y disminuye la entrada de caudal para mantener la temperatura de la habitación. Es en esta fase cuando puede que la parte superior del radiador esté caliente y la inferior permanezca fríaya que para mantener la temperatura de la habitación no es necesario permitir una entrada máxima de caudal de agua. En algún extremo, puede que el radiador llegue a quedar totalmente frio si la temperatura de la habitación es siempre superior a la temperatura seleccionada.

 

Siempre hay que tener en cuenta que la temperatura de la vivienda  nunca podrá superar la temperatura de consigna ambiente fijada por la Comunidad de Propietarios, ya que eso no es técnicamente viable.

Teniendo eso en cuenta, si al regular la calefacción no se alcanza la temperatura deseada en la habitación, es posible que exista un mal funcionamiento en el sistema y que sea necesario avisar a la empresa mantenedor

¿Quieres más información? Contacta con nosotros en el teléfono 91 396 03 00, en el email remica@remica.es o déjanos tus datos a través de este formulario.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies