Warning: A non-numeric value encountered in /furanet/sites/remicaatencionalcliente.es/web/htdocs/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5837

¿Conduces habitualmente y crees que consumes demasiado combustible? Estas diez recomendaciones para el ahorro energético te ayudarán a ser más eficiente en la carretera:

  1. Al arrancar el motor no pises el acelerador. Así evitarás un consumo innecesario de energía. Si tu coche de es de gasolina, inicia la marcha inmediatamente. Si es diésel, en cambio, es mejor esperar unos segundos.
  1. Para optimizar combustible con el vehículo en marcha es mejor circular en las marchas más largas y a bajas revoluciones, incluso en ciudad, y siempre respetando los límites de velocidad. Para subir de marcha, en los motores de gasolina, se recomienda cambiar al alcanzar las 2.000 – 2.500 rpm. En los motores diésel, se recomienda alcanzar entre 1.500 y 2.000 rpm.
  1. ¿Cómo cambiar de marcha consumiendo el mínimo combustible? Se debe cambiar de segunda a tercera a partir de los 30 km/h; de tercera a cuarta, a partir de los 40 km/h y a quinta cuando circulemos por encima de los 50 km/h. Es importante acelerar ligeramente después de cambiar.
  1. ¡La primera marcha es solo para arrancar! Conducir usando la primera marcha, que es indicada solo para arrancar, es un derroche de combustible y energía. Se recomienda cambiar a segunda cuanto antes o una vez recorridos seis metros.
  1. Si circulas a una velocidad moderada ahorrarás combustible. Cuando se superan los 100 km/h se multiplica el consumo de carburante.
  1. No des un frenazo para disminuir la velocidad. Es mejor levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo con la marcha puesta. Pero, si fuera necesario frenar, debes hacerlo de manera suave y progresiva, reduciendo la marcha lo más tarde posible. No obstante, siempre que sea posible y haya distancia suficiente, es mejor detener el coche sin reducir previamente de marcha.
  1. Mantén la distancia de seguridad porque además de disminuir las situaciones de peligro permite una mayor anticipación en las frenadas, que serán más suaves.
  1. Para el motor si vas a estar quieto mucho tiempo, por ejemplo durante un embotellamiento severo. Evitarás un gasto innecesario de combustible.
  1. ¿Tu vehículo pasa inspecciones de manera periódica? Es importante que lleves el mantenimiento de tu vehículo al día, ya que un coche que funciona adecuadamente gasta menos combustible que uno con problemas. Por eso, además de aplicar técnicas de conducción eficiente, es necesario realizar revisiones periódicas del automóvil. Vigilar el buen estado del motor, los niveles, filtros y la presión de los neumáticos influye en el consumo de combustible y además aumenta la seguridad durante los desplazamientos.
  1. ¿Has pensado en tomar un curso de conducción eficiente? Algunas autoescuelas han incorporado a sus programas formativos cursos de conducción eficiente, en los que se enseña a los conductores que hábitos pueden corregir para consumir menos combustible.

¿Te has parado a reflexionar qué cosas puede que estés haciendo mal? Gracias a la conducción eficiente se consigue un ahorro medio de carburante y de emisiones de dióxido de carbono del 15% y, además, se mejora el mantenimiento del vehículo.

¿Por qué seguir estas recomendaciones?

Seguir estas recomendaciones para ahorrar energía mientras conduces pueden llegar a marcar la diferencia. Mejorar la eficiencia energética en el transporte no solo es posible, sino que también es necesario. ¿Sabías que el sector del transporte supone alrededor del 40% del consumo energético final del país y que emite a la atmósfera más del 20% de emisiones de dióxido de carbono, que son responsables del cambio climático?

Algunas cifras interesantes:

  • Circular a más de 20 km/h con una marcha puesta, si no pisa el acelerador, el consumo de carburante es nulo. En cambio, al ralentí, el coche consume entre 0.4 y 0.9 litros/hora.
  • Un solo coche a 4.000 rpm hace el mismo ruido que 32 coches a 2000 rpm.
  • Si transportas objetos en el exterior del vehículo se genera una mayor resistencia y se produce un mayor consumo de combustible.
  • No se recomienda conducir con las ventanillas bajadas porque genera más resistencia y se consume más.
  • Usar aire acondicionado aumenta significativamente el consumo de carburante: se recomienda una temperatura de 23-24ºC para conseguir una sensación de bienestar.

Remica y el transporte sostenible

En Remica apostamos por la eficiencia energética y la sostenibilidad en el transporte. Desde 2013 contamos con una flota de vehículos eléctricos; una medida que se enmarca en el Plan de Eficiencia Energética que nuestra compañía está implantando al amparo de la norma ISO 50.001

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies