Warning: A non-numeric value encountered in /furanet/sites/remicaatencionalcliente.es/web/htdocs/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5837

El Plan Energético de la Comunidad de Madrid Horizonte 2020 reconoce la importancia de la energía solar (tanto térmica como fotovoltaica) y apuesta por utilizar esta tecnología  aprovechando las cubiertas de edificios y naves industriales ubicadas en la Comunidad de Madrid.

Esas son las pretensiones del plan. No obstante, en la práctica, ¿cuál es el grado de implantación de la energía solar en la región?

¿Cuáles son los objetivos del Plan Energético de la Comunidad de Madrid Horizonte 2020?

El Plan Energético de la Comunidad de Madrid Horizonte 2020 (disponible online) se ha elaborado en sintonía con lo estipulado en las normativas estatales y europeas. Sus objetivos básicos son:

  • Satisfacer la demanda energética con altos niveles de seguridad y calidad en el suministro, reforzando para ello las infraestructuras existentes.
  • Mejora de la eficiencia en el uso de la energía, que permita reducir el consumo en un 10% respecto del escenario tendencial.
  • Incremento del 35%en la producción de energía renovable y por encima del 25% en la producción energética total.

Instalaciones de energía solar en la Comunidad de Madrid

La energía solar fotovoltaica aprovecha los rayos solares para producir electricidad. En la región de Madrid, según datos recogidos por ESEFICIENCIA:

  • Se ha pasado de una potencia instalada de 0,1 MW en el año 2000 a 67 MW en 2014, que han generado en ese año 99.945 MWh de energía, equivalentes a 8,6 ktep.
  • Actualmente existen más de 1.650 instalaciones de este tipo de energía, que entre sus principales características se encuentra el desarrollo del autoconsumo, que permitirá que las empresas y ciudadanos produzcan y consuman su propia energía.

En cuanto a la energía solar térmica, que aprovecha la energía solar para producir calor:

  • En 2014 había en la región más de 271.199 m2 de captadores solares de baja temperatura, que proporcionaron 16,5 ktep.

Energía solar térmica: un caso real en un edificio de viviendas

En Remica contamos con más de treinta años de experiencia en la gestión de instalaciones térmicas, lo que nos ha permitido trabajar en multitud de instalaciones solares térmicas.

En el sector residencial, por ejemplo, aquellos edificios que cuentan con un campo solar bien gestionado mejoran en eficiencia energética.

Un buen ejemplo de ello es esta instalación realizada por Remica recogida en el libro las energías renovables en la Comunidad de Madrid  escrito por Cayetano Hernández.

Tipo de instalación:

  • Instalación solar térmica acometida por Remica Servicios Energéticos para un edificio residencial de 80 viviendas de entre 65 y 105 m2ssituado en Carabanchel Alto (Madrid). La instalación proporciona calefacción y agua caliente sanitaria (ACS).
  • La instalación consiste en un sistema solar de circulación forzada, formado por circuito primario de paneles solares de circuito cerrado y secundario mediante acumulación de agua de consumo para ACS mediante inter-acumuladores, y aporte de calefacción mediante intercambiador de placas.
  • Aunque la instalación térmica prioriza la aportación energética del campo solar para producir agua caliente y calefacción, también cuenta con el apoyo de dos calderas que garantizan la continuidad del suministro.

 

Operación y mantenimiento

Además, para  que el funcionamiento fuera un éxito, Remica Servicios Energéticos ha tenido en cuenta los siguientes aspectos:

  • Realización de un mantenimiento predictivo, ya que preventivo no era suficiente.
  • Seguimiento energético diario. Bajo un contrato de servicios energéticos, se realiza monitorización de aporte solar. Este aspecto es fundamental, puesto que un funcionamiento deficiente de la instalación solar, no repercute en el servicio al entrar en funcionamiento las calderas. No obstante, tiene un gran impacto en la eficiencia del sistema (se consume más combustible).
  • Cuidado de anticongelante: Se realiza una vigilancia de degradación con análisis periódicos; mensualmente en verano y trimestralmente resto del año.
  • Monitorización de temperaturas absolutas, saltos térmicos y presión de circuitos. Esta monitorización se realiza en tiempo real mediante control autónomo telegestionado.
  • Comprobación mensual de sistemas de expansión.
  • Comprobación periódica de caudales, circulación y equilibrados por batería con periodicidad anual.

Beneficios

Tras la puesta en marcha de la instalación, los beneficios han sido notables:

  • La instalación data de 2003 y está previsto que tenga una vida útil de, al menos, 25 años.
  • Además, con los ahorros energéticos logrados (considerando el precio actualizado de la energía) la inversión se amortizó a los 8,2 años tras su puesta en marcha.
  • Además, entre los años 2004-2016, se evitaron 267 kg  de emisiones de dióxido de carbono.

¿Quieres más información o un presupuesto para gestionar la instalación solar térmica de tu edificio? Los expertos de Remica Servicios Energéticos estarán encantados de ayudarte. Contacta con nosotros en el teléfono 91 396 03 00 o a través de este formulario

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando,aceptas su uso

ACEPTAR
Aviso de cookies