Disponer de unas instalaciones de calefacción energéticamente eficientes tiene muchas ventajas energéticas, ambientales, de confort y económicas. ¡Para lograrlo, no estás solo ante un reto tan grande! Puedes contar con el consejo y asesoramiento de una empresa de servicios energéticos (ESE), especializada en optimizar todo tipo de instalaciones consumidoras de energía (calefacción, climatización, iluminación…).

Conseguirás más y mejor servicio por la energía que consumes

En edificios existentes, con instalaciones de calefacción central, sucede que hay viviendas que pasan frío y otras que pasan calor, a pesar de que todos los vecinos pagan una cantidad proporcional en función de criterios como los metros cuadrados de su vivienda.

Gracias a la individualización (instalación de válvulas termostáticas y contadores o repartidores de costes en los radiadores) y la realización de un correcto equilibrado hidráulico, se puede poner fin a esta situación.  De ese modo, se terminan con las diferencias de temperatura acusadas entre viviendas y se ofrece a cada vecino la posibilidad de regular la temperatura en función de sus necesidades, así como pagar según el consumo energético realizado.

Además, se consiguen importantes ahorros energéticos. Según un estudio sobre casi 1.500 viviendas realizado por la Universidad de Alcalá en colaboración con AERCCA, la instalación de repartidores de costes y válvulas termostáticas  permite un ahorro de un 25% en calefacción.

La individualización es una de las diversas soluciones de eficiencia energética que se pueden adoptar para mejorar el rendimiento de las instalaciones de calefacción central, pero no la única. Desde Remica Servicios Energéticos, compañía con más de tres décadas de experiencia en la gestión de instalaciones térmicas, recomiendan contactar con el consultor energético de una ESE de confianza.

El primer paso será realizar una auditoría energética del edificio y, posteriormente, ofrecer la solución que mejor se adapte a cada caso y que puede ser de diversa naturaleza (renovar la sala de calderas, contratar un servicio de gestión energética, mejorar el aislamiento térmico del edificio, implementar energías renovables…).

Ahorrarás en la factura de energía y mejorarás las instalaciones de calefacción

La calefacción es uno de los gastos más importantes y elevados de los españoles. Así, según la Asociación Española de Repartidores de Costes de Calefacción (AERCCA), la calefacción representa el 71% del consumo doméstico de energía. Esto significa que más de la mitad del gasto energético de los hogares se destina a su calefacción.

Aunque muchas personas consideran que encontrar una tarifa de energía más barata es la clave para ahorrar, lo cierto es que no es lo único que se debe tener en cuenta si se quiere mejorar la eficiencia de las instalaciones de calefacción.

Y es que, por muy barata que sea, si se sigue derrochando energía existe un importante potencial de ahorro que no se llega a aprovechar.

Por ello, cualquier medida propuesta para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de calefacción debe contemplarse como una inversión ya que, en la mayoría de las ocasiones, los ahorros energéticos que se consiguen terminan por amortizar el gasto realizado en ellas.

“Algunas veces los clientes nos pueden llamar porque, por ejemplo, tienen una caldera antigua o averiada que necesiten sustituir. Pero, incluso en esa situación, un consultor energético debe proponer una solución valorando tanto la mejora en eficiencia energética como el retorno de la inversión para el cliente”, explica Antonio Ocaña, director Comercial de Remica.

Respirarás un aire más limpio

¿Sabías que la contaminación del aire es la causante en España de casi 30.000 muertes al año? Según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, en el conjunto de la Unión Europea (UE) los fallecimientos ascienden a 520.000.

¡Cada pequeño gesto cuenta! Y, aunque a día de hoy quizá el consumidor español no termina de estar cien por cien concienciado de lo importante que es mejorar la eficiencia energética de las instalaciones de calefacción para el medio ambiente, lo que también repercute en su salud, lo cierto es que su optimización es fundamental para lograr que el aire de nuestras ciudades sea más limpio. Y es que a menos energía consumida, menos emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

En Remica Servicios Energéticos, somos una compañía pionera al emitir certificados de los ahorros energéticos y de emisiones de CO2. Estos certificados se realizan a través de la entidad independiente TÜV Rheinland, quien lleva a cabo la verificación y certificación de ahorros energéticos concernientes a los contratos de rendimiento energético suscritos entre Remica y sus clientes o las derivadas de la implantación de programas de eficiencia, de la implantación de Medidas de Ahorro Energético (MAEs), del seguimiento del mantenimiento de instalaciones o cualquier situación relacionada con la demostración de ahorros energéticos en instalaciones gestionadas por Remica de acuerdo con el Protocolo Internacional de Medida y Verificación del Ahorro Energético (IPMVP).

¡Contratar una ESE tiene múltiples ventajas!

Los resultados avalan la efectividad de las ESEs. Según el Observatorio de Eficiencia Energética 2016. El mercado de las Empresas de Servicios Energéticos, elaborado por la Asociación de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE) en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, las ESEs españolas han logrado un 35,9% de ahorro energético sobre el objetivo de eficiencia energética, lo que supone un 42,3% de ahorro de emisiones de CO2 y un 25,7% de ahorro económico.

Las instalaciones de calefacción gestionadas por estas empresas consumen de media un 15% menos de energía que las que cuentan con un servicio tradicional.

¿Quieres que tus instalaciones de calefacción sean más eficientes energéticamente? Llámanos. En Remica Servicios Energéticos contamos con más de 30 años de experiencia en eficiencia energética. Estaremos encantados de atenderte en a través del email remica@remica.es o en el teléfono 91 396 03 00.